WiFi 6E, rápido y beneficioso

Wi-Fi 6E

El 23 de abril de 2020, la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos aprobó por unanimidad la ampliación del espectro de uso, que ahora utilizará la banda de los 6 GHz sin licencia, lo que se conocerá como Wi-Fi 6E. Esta es la mayor actualización de la norma inalámbrica en 20 años.El anuncio fue festejado por la organización Wi-Fi Alliance, impulsora y controlante de la norma inalámbrica desde principios de 2019, junto a otros actores como Qualcomm, Intel, Cisco y Apple. «Esta es la decisión más monumental en torno al espectro de Wi-Fi en su historia, en los 20 años que hemos existido», manifestaron desde la organización.

Un poco de historia

El estándar 802.11 es una familia de normas inalámbricas creada por el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE) Allá por principios del siglo XXI, la versión original manejaba velocidades de transmisión “teóricas” de 1 y 2 megabits por segundo (Mbit/s) que se transmitían por radiaciones infrarrojas, algo revolucionario en un principio, pero en desuso actualmente. Superadas ciertas dificultades de interoperabilidad entre marcas, las siguientes versiones como la 802.11a y b, que utilizaban ondas de radio en la banda de 2.4GHz tuvieron una aceptación mucho mayor. Luego se siguió evolucionando para aumentar la velocidad y disponibilidad de la conexión, se incorporó la banda de 5.8 GHz, se adoptó modulación ortogonal u OFDM (hoy ampliamente utilizada), transmisión multicamino o “MIMO”, y otras mejoras que generalizaron su uso para computadores portátiles y teléfonos inteligentes. Ahora se agrega la nueva banda de 6GHz, con lo cual nació Wi-Fi 6E o Wi-Fi de 6GHz (802.11ax).

Tanto lío… ¿para qué?

Hasta ahora, una demanda simultánea de varios dispositivos, se manejaba “por turnos”, no todos a la vez. Si bien hablamos de “turnos” de algunos milisegundos, a medida que sumamos dispositivos a la conexión, vamos degradando la performance general, pues todos compiten por el ancho de banda disponible. Y esa competencia es cada vez más complicada: hoy es común por ejemplo, que una de las personas que habita una vivienda inicie una videoconferencia con su laptop, mientras otra intenta ver una película en el SmarTV, y una tercera está jugando en línea con alguna consola. El resultado final, es que todos ven limitadas sus capacidades, por retardos y desconexiones puntuales.

¿Y porqué la banda de 6 GHz? Por un parámetro de las telecomunicaciones llamado ancho de banda relativo, el cociente entre el ancho de un canal y la frecuencia portadora que lo transporta. Para hacerlo más simple: la “caja” que lleva los datos, el canal, tiene que caber dentro del “camión” de la portadora. Al crecer el tamaño de la “caja”, o sumar muchas cajas, es indispensable “agrandar el camión”, usar portadoras de mayor frecuencia, y así poder transportar todas las cajas en un solo viaje.

El WiFi 6e ocupará -en adición a las bandas de 2,4 y 5,8- una franja de 1,2 GHz, comprendidos entre las frecuencias de 5,925 GHz y 7,125 GHz. Con esto, se logran 14 canales adicionales de 80MHz, o 7 canales de 160MHz para la transmisión de los archivos más pesados. Con 80 o 160 MHz de canal (frente a un máximo de 40 MHz en la banda de 5 GHz), y modulaciones de hasta 256QAM (64QAM anteriormente), la nueva frecuencia brinda mucha más disponibilidad para las aplicaciones y los entornos actuales. Si bien se estima el rendimiento real de una conexión Wi-Fi 6E en 2 Gbps -por debajo de lo que puede ofrecer un proveedor de fibra-, es comparable con las redes 5G, y su mayor capacidad de dispositivos conectados simultáneos le permitirá ser (dicen que por primera vez en la historia) una alternativa real a las redes locales cableadas, que siempre fueron más incómodas pero más rápidas que las inalámbricas.

Lo que vendrá

Obviamente, no hay muchos enrutadores o dispositivos disponibles todavía. Se espera que los primeros dispositivos compatibles con Wi-Fi 6E lleguen al mercado a finales de 2020, para generalizarse en 2021, y podrán manejar las anteriores versiones de la norma. Una vez que los equipos de 6 GHz se vuelvan más comunes, el espectro más amplio permitirá más aplicaciones y nuevas funcionalidades, si bien hay que tener en cuenta que el número de dispositivos conectados, con lo que está llegando para hogar inteligente y desde la Internet de las Cosas, no deja de aumentar. Además, como siempre pasa, se gana algo y se pierde algo… en este caso sería el alcance, ya que las frecuencias más altas se pierden más rápidamente, y son más fácilmente obstruídas por muros u otros elementos.

A pesar de que la Wi-Fi Alliance introdujo Wi-Fi 6E a principios de este año, a la FCC le tomó un tiempo autorizar la banda de frecuencia de 6 GHz para Wi-Fi 6E. Para que el estándar se adopte mundialmente, es necesario que todos los países establezcan que esa banda esté disponible para uso sin licencia, lo que podría tomar una cantidad considerable de tiempo, antes de convertirse en el nuevo estándar en todo el mundo. Pero todo parece indicar que, en un mundo ávido de más y mejores conexiones, WiFi 6E permitirá suplir esa avidez.

Acerca de Anatinus

Argentino. Consultor en telecomunicaciones, electrónica naval, y seguridad laboral relacionada. Ingeniero en electrónica con amplia experiencia en comunicaciones alámbricas, inalámbricas y ópticas. Divulgador científico aficionado, entusiasta de los deportes náuticos, la aviación, el motociclismo, y la buena cocina casera.
Esta entrada fue publicada en comunicaciones, Historia, networking, Wireless y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s