Conozca a CUE3, el robot de básquet que nunca falla (y es Récord Guinness)

CUE3 es la tercera reencarnación de un robot humanoide construido por voluntarios de la empresa Toyota en su tiempo libre. El objetivo de CUE, como todo buen robot de básquet, era embocar la pelota en el canasto en tiros a distancia. La primera versión habría sido construida en 2018, y ya entonces el grupo desarrollador había recibido una consulta para intentar un Récord Mundial Guinnes. Los responsables del desarrollo declinaron participar porque los tiros de CUE, hasta ese momento, no podían considerarse “consecutivos”.

Sin embargo, pasó el tiempo y cuando el desarrollo del robot humanoide se convirtió oficialmente en parte de su trabajo, los empleados empezaron una nueva generación de CUE. El 28 de noviembre de 2018 el equipo reveló CUE2 en el medio tiempo del partido entre Alvark Tokio y Kyoto Hannaryz, y el robot logró meter un tiro de tres puntos.

Solo cinco meses después, se dio a conocer CUE3 en el partido entre Alvark Tokyo y Sunrockers Shibuya. Si bien en el ensayo previo al partido CUE3 no pudo meter uno de sus tiros súper largos de la línea central, a 12 metros de distancia aproximadamente, en el partido y ante la presencia de todos en las tribunas, CUE3 lanzó su tiro súper largo. La pelota siguió un hermoso arco antes de pasar por el aro y… ¡el público estalló!

A partir de esto, Guinness se acercó de nuevo al Equipo de Desarrollo de CUE y después de un año de implementar una variedad de mejoras y superar numerosos desafíos, una vez más, el equipo tuvo la oportunidad de establecer un récord.

Del trabajo al récord

Entre los desafíos a resolver, destacaba el que CUE3 tenía que realizar tiros “consecutivos”. También era necesario verificar los efectos de tomas consecutivas en los mecánicos y motores de CUE3. Por lo tanto, se estableció el desafío de lograr encestar 200 tiros libres.

Robot de Toyota CUE3 encesta en el aro de básquet 2020 veces.

El día del desafío, el juez oficial explicó las reglas al equipo. Los Récords Mundiales Guinness establecen un objetivo que se debe cumplir, aunque nadie haya intentado lograrlo antes. Se fijó la meta de cinco tiros consecutivos, si CUE3 alcanzaba cinco tiros o más, no se le permitiría volver a intentar para superar su propio récord. Si fallaba en el sexto, su récord se fijaba en cinco, aunque fuera fácil de superar con otro intento. Además, una vez iniciado el intento de récord, no se le permitiría al equipo realizar cambios al robot ni verificar su forma de tirar sin la pelota en la mano. El intento de récord comenzó en medio de una gran tensión y el equipo transpiró con cada disparo.

Los cinco primeros tiros se metieron. Esto fue suficiente para establecer un Récord Mundial Guinness, pero el desafío apenas había comenzado. Luego fueron 30 tiros embocados, 100, 200… A partir de aquí, el equipo entraba en territorio desconocido. Nadie sabía qué podría pasar y había una preocupación por la resistencia mecánica del CUE3.

A las tres horas dieciocho minutos CUE3 tuvo éxito en meter el tanto número 1.000. Parecía bastante fácil ver como CUE3 encestaba un tanto tras otro tirando con una precisión infalible cada 12 segundos. Habiendo enfrentado cada uno de estos problemas e implementado mejoras, el equipo logró crear un robot con la tecnología y la resistencia para registrar más de 1.000 tantos consecutivos. Un robot que originalmente había sido desarrollado desde cero por amateurs, había logrado un progreso increíble.

Debido a limitaciones de tiempo, el equipo estableció un objetivo de 2.020 tiros, en apoyo de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2.020 porque según las reglas oficiales de Guinness, el juez tiene la obligación de observar el intento de récord desde el comienzo hasta el final; y no está permitido que sea reemplazado por otro juez, ni que se vaya para ir al baño o para comer. Las condiciones son increíblemente difíciles. Este intento de récord fue, por lo tanto, un desafío serio para el Equipo de Desarrollo CUE3 y, también, para el juez oficial.

Finalmente, luego de más de seis horas, CUE3 estableció un récord para “La mayor cantidad de tiros libres de básquet consecutivos realizados por un robot humanoide (asistido) ―2020”.

El líder del proyecto, Nomi, comentó: “Para logar este récord, seguimos siendo miembros de Toyota, pero también colaboramos con un equipo deportivo profesional, y nos embarcamos en un desafío que nadie más había emprendido. Nos comprometimos seriamente con la fabricación en forma de desarrollo de robots y, como adultos, nos dedicamos a un solo objetivo, festejando su logro. Queremos que otras personas se interesen en el básquet, los robots y la manufactura tras conocer nuestra historia”.

El próximo objetivo del equipo de desarrollo de CUE es participar en el partido de B. League All Stars en enero de 2020.

Anuncios

Acerca de aradano

Argentino. Periodista de ciencia y tecnología, escritor de ciencia ficción, fantasía y literatura juvenil.
Esta entrada fue publicada en Deportes, Hardware, Inteligencia Artificial, robótica y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s